Reducción de daños en adicciones: Des-criminalización del uso de drogas

¿QUÉ ES LA REDUCCIÓN DE DAÑOS EN ADICCIONES Y CÓMO SURGE?

El modelo de reducción de daños en adicciones corresponde a un enfoque para abordar el fenómeno de las toxicomanías y consumo de drogas en la población. Se refiere a un conjunto de políticas, programas e intervenciones destinadas a minimizar las consecuencias adversas que el uso de sustancias adictivas causa en la vida del individuo y la sociedad. Así, se enfoca en reducir los riesgos asociados al consumo, sin necesidad de plantear como objetivo la abstinencia de drogas.

Esta estrategia de intervención se desarrolló en Europa, hacia la década de 1980. Surge como respuesta al fracaso relativo de los tradicionales programas libres de drogas, aplicados en ese entonces. Además, nace ante la urgencia por resolver más eficazmente el aumento de enfermedades infecto-contagiosas traspasadas por drogas inyectables. Particularmente, atiende al problema del VIH y sida, altamente contagiados a través de las agujas usadas en el consumo de heroína. Respondiendo a estos puntos, plantea un contexto de des-criminalización del uso de drogas, perspectiva distinta a los modelos tradicionales que apuntan al ideal de eliminar totalmente las drogodependencias en la población. De hecho, muchas veces se plantea como premisa que el uso de drogas en la sociedad parece ser inevitable, reconociendo la libertad de consumir sustancias adictivas por parte de la población.

OBJETIVOS

El objetivo general es que el uso de drogas tenga los mínimos efectos negativos posibles en los consumidores. Así, el consumo en sí mismo no es el problema principal, sino que abordar el daño es la meta fundamental. En este sentido, pretende situar orientaciones de trabajo “más realistas” que el descarte definitivo de las drogas. Se desprenden como objetivos específicos:

APLICACIONES PRÁCTICAS

Este es un modelo cuyas intervenciones pueden abarcar distintos niveles: individual, comunitario y socio-político. Hoy, se aplica en distintos países en mayor o menor medida. Especialmente, es un enfoque que se ha utilizado para pensar planes de políticas públicas. Entre sus propuestas concretas, se encuentran:

¿Dilemas del modelo de reducción de daños en adicciones?

En general, los especialistas del área la falta de consenso en programas estandarizados para los criterios de acción y procedimiento. También, a pesar de que se ha mostrado apoyo en la efectividad de ciertas aplicaciones, existe cierta escasez y dispersión general en los estudios de medición de resultados. Y, hay muchos quienes argumentan que no suprimir de forma completa el consumo es un método controversial. Especialmente, debido a que es un modelo que podría «mantener y sostener» los daños de las sustancias adictivas. Por ejemplo, a veces se sustituye una adicción por otra y eso puede traer consecuencias igualmente nocivas a largo plazo.

Temas Nacionales

Drogarse con «Lean»: Jarabe para la tos y el «Purple Drank»

Prevención

Experiencias Internacionales

Tabaco ¿Qué le pasa al cuerpo al dejar de fumar?

Estadísticas