Consumo de drogas durante embarazo: ¿En qué influye?

Una pregunta frecuente dentro de los tratamientos de adicciones es si el consumo de drogas durante embarazo afecta al bebé. También, sobre los períodos previo al embarazo y durante la lactancia. Especialmente, esta es una duda de futuros o actuales padres que han consumido sustancias adictivas.

Está comprobado que el consumo de alcohol y/o drogas puede traer diversas consecuencias en el bebé. La gran mayoría de la investigación en este tema se enfoca en la relación sobre la influencia del consumo de la madre sobre el desarrollo del hijo. Por lo tanto, los posibles riesgos asociados aquí descritos refieren al consumo materno más que al paterno. Aunque, algunos estudios médicos señalan que, ya que el esperma masculino se ve afectado por el consumo de drogas, desde el momento de la concepción podrían surgir algunas malformaciones en el bebé. Sin embargo, existe poca información que lo respalde. Lo que sí se ha observado es que el consumo de drogas aumenta la probabilidad de infertilidad en hombres, para quienes están en planes de ser padres.

Síndrome de abstinencia neonatal

Una de las consecuencias más típicas es el Síndrome de abstinencia neonatal. Esta es la principal manifestación en el recién nacido de la utilización de drogas durante el embarazo. Ocurre cuando la madre ha consumido una sustancia adictiva en estos meses y se interrumpe la transmisión de la sustancia hacia el bebé. Suele aparecer entre 24 y 48 horas luego del parto y los síntomas puntuales pueden variar dependiendo de la sustancia consumida. A grandes rasgos, este síndrome se caracteriza por:

Con tratamiento médico especializado, este puede remitir en algunas semanas. Mas, existe el riesgo de posibles secuelas más extendidas.

Drogas durante embarazo y sus Efectos directos en el desarrollo

Por otro lado, los efectos tóxicos de las drogas pueden tener repercusiones directas en el desarrollo del neonato. En términos generales, aumenta el riesgo de abortos espontáneos, nacimiento prematuro y malformaciones físicas al nacer. Particularmente en el caso del alcohol, existe el trastorno del espectro alcohólico fetal. Este síndrome comprende defectos físicos, alteraciones del crecimiento, problemas cerebrales, del sistema nervioso central y del comportamiento. Asimismo, el tabaco y las otras drogas pueden afectar al desarrollo físico y mental en general, siendo distintas secuelas para cada droga. En muchos casos, estas consecuencias pueden ser a largo plazo y hasta irreversibles. Adicionalmente, aunque en ocasiones el consumo de alcohol o drogas no llega a afectar el desarrollo del bebé, la complejidad es que no es posible decretar una cantidad de consumo precisa que sea “segura”.

En caso de más preguntas y para consultar sobre tratamiento de adicciones, ingresa al siguiente link:

Temas Nacionales

Drogarse con «Lean»: Jarabe para la tos y el «Purple Drank»

Prevención

Experiencias Internacionales

Tabaco ¿Qué le pasa al cuerpo al dejar de fumar?

Estadísticas