¿Cómo es la «técnica» de los concentrados de marihuana?

Existen registros de que el proceso para obtener formas concentradas de cannabis se realiza desde tiempos muy antiguos. En la última década, este tipo ha ganado gran notoriedad a nivel mundial, a partir del desarrollo de nuevas y refinadas técnicas de extracción. Además, considerando que el consumo de cannabis se ha extendido cada vez más y los tipos de marihuana alcanzan gran amplitud. Existe mucha gente que se dedica a realizar este proceso para comercializar concentrados de marihuana.

¿Son otros los efectos?

En general, quienes consumen concentrados de cannabis lo hacen por una búsqueda de mayor potencia y duración de los efectos propios de la marihuana. Pues las altas concentraciones de cannabinoides que tienen las extracciones maximizan sus efectos en dosis más pequeñas. Así también, en miras de una experimentación de efectos distintos a los habituales. Generalmente, referido a un mayor nivel de alteración de conciencia o distorsión de la realidad. Esto, considerando que la marihuana en altas cantidades puede dejar de ser una droga de efectos netamente “depresores” del sistema nervioso (como los que habitualmente se conocen) y alcanza efectos alucinógenos.

La marihuana suele tener entre un 10-20% de concentración de THC. Los concentrados pueden ofrecer entre un 30% y 90% de THC, según el proceso y el tipo de planta.

¿De qué se trata el proceso para obtener concentrados de marihuana?

Hay muchas formas de llevar a cabo el proceso. Algunas de ellas, deben ser ejecutadas en un entorno similar a laboratorio. Pero es posible desarrollar técnicas de manera casera también. De hecho, actualmente muchos growshops venden implementos para realizarlo. Además de toda la información disponible en la web que ofrece instrucciones para armarlo con materiales artesanales.

Por un lado, se encuentran los extractos elaborados con solventes. Los solventes más usados son el alcohol, butano, propano y dióxido de carbono. Algunos de estos procesos son complejos de realizar en casa, por la cualidad inflamable o tóxica de ciertos compuestos. Por otro lado, se encuentran los procesos que sólo ocupan calor y presión para aumentar la densidad de la droga. Entre los implementos que se encuentran a la venta, por ejemplo, existen planchas que permiten monitorear la tempera en pantallas. Otra forma muy popular es realizarlo con prensas (véase la imagen). De ahí el término de “marihuana prensada”.

Uno de los tipos más conocidos de los concentrados resultantes es el hachís. Pero se encuentran muchas otras variantes como aceite de CO2, wax, budder, shatter, etc. Los concentrados de marihuana pueden consumirse directamente por medio de vaporizadores o bongs. O también, como agregado a los “pitos” tradicionales, para potenciar su efecto.

¿Qué se observa en la experiencia clínica?

Por la intensidad de este tipo de droga, es frecuente que su consumo pueda conducir a una adicción a la marihuana. Asimismo, una gran cantidad de estos consumidores, usualmente junto a familiares, llegan a consultar por ciertos problemas asociados. A veces, por algún episodio específico donde se vivió una mala experiencia por sobre-consumo. Otra gran parte de las veces, debido a los efectos que un consumo continuado comienza a tener en la vida diaria y que generalmente las personas cercanas notan en el consumidor, además de él mismo. Por ejemplo, alteraciones en el rendimiento, estado de ánimo y relaciones interpersonales, extrañezas en el pensamiento, desmotivación, etc. Además, considerando que si hay una constante experimentación de efectos alucinógenos, se puede extender a una alteración de los sentidos en la vida diaria. Y ya que tiende a existir una gran dificultad para tener la motivación propia por solicitar ayuda, se vuelve fundamental el rol que los terceros tienen en dar los primeros pasos para consultar por tratamiento de adicciones.

Temas Nacionales

Drogarse con «Lean»: Jarabe para la tos y el «Purple Drank»

Prevención

Experiencias Internacionales

Tabaco ¿Qué le pasa al cuerpo al dejar de fumar?

Estadísticas