Campaña “Enero Seco”: ¿Qué pasa al dejar el alcohol por un mes?

Dry January o “Enero seco” es una campaña pública desarrollada en Reino Unido y adoptada por otros países Europeos (por ej. Francia). En 2013, la organización británica Alcohol Concern levantó esta iniciativa de comenzar el año con un mes de abstinencia de alcohol. Especialmente, luego de los excesos que usualmente se dan para las fiestas de fin de año. Además, considerando que esta sustancia es uno de los factores que más afectan la salud púbica de la población y cada año existen más personas que desarrollan una adicción a esta. En los últimos años, esta idea ha circulado a modo de “reto” por internet y redes sociales.

Objetivos de Enero seco: Similitudes con “La intervención motivacional”

El objetivo de esta campaña es generar la experiencia de que los consumidores puedan re-evaluar su relación con el alcohol. No es una búsqueda por una prohibición o abstinencia total. Lejos de ser una iniciativa moralista o higiénica, Alcohol Concern propone dirigirse como sociedad hacia un consumo responsable o consciente. Y, el punto es que, a propósito de los propios cambios significativos que perciben en sí mismos al hacer una pausa por un mes, los consumidores suelen “hacer un balance” y abrirse a nuevas formas de beber alcohol o darle otro lugar en sus vidas.

Esta iniciativa de Enero seco resuena a la luz del modelo de la Intervención Motivacional, enfoque desarrollado en Chile para el tratamiento ambulatorio de adicciones. En este contexto terapéutico, se realiza un acuerdo conjunto con el paciente y quienes le acompañan en el tratamiento, sobre realizar un período de muestra de 6 semanas de abstinencia. Pues, el consumo activo provoca muchos efectos que dificultan la motivación inicial y mantención de una decisión de tratarse. Al cabo de las 6 semanas, los cambios positivos producidos en el paciente y su entorno generan una apertura a mejorar la disposición de sostener un tratamiento.

¿Qué efectos se observan al dejar de beber por 1 mes?

Quienes han aceptado este reto, han reportado claros beneficios del mes de abstinencia. En 2018, se observaron los siguientes resultados:

Todo esto va en concordancia con lo que se ha comprobado clínicamente dentro del modelo de Intervención Motivacional. Los pacientes, en 6 semanas de abstinencia, experimentan muchas mejorías en: bienestar físico y emocional, capacidades cognitivas y claridad mental, percepción de autoeficacia, relaciones sociales y familiares, desempeño laboral o escolar, aparición de nuevas fuentes de gratificación, perspectiva más positiva frente a las dificultades vitales, disminución de los deseos de consumo, etc. Todo esto amplía significativamente la motivación por mantener un tratamiento de adicción a largo plazo.

Temas Nacionales

Drogarse con «Lean»: Jarabe para la tos y el «Purple Drank»

Prevención

Experiencias Internacionales

Tabaco ¿Qué le pasa al cuerpo al dejar de fumar?

Estadísticas